CAPENERGY - "Da el salto al siguiente nivel"

Español    English       (+34) 934 77 43 48   Sant Joan Despi (Barcelona) España

Prolapso de vejiga, qué es y cómo tratarlo con Capenergy

Prolapso de vejiga, qué es y cómo tratarlo con Capenergy

El prolapso de vejiga es una afección común que afecta a muchas mujeres en todo el mundo. También conocido como cistocele, se produce cuando la pared vaginal anterior se debilita y se estira, lo que provoca que la vejiga se abulte en la vagina. La vejiga cae desde la cavidad pélvica y se asoma a través de la pared anterior de la vagina.

Esto puede provocar una variedad de síntomas incómodos como dolor, incomodidad y problemas para orinar, incluso incontinencia urinaria o fecal. Aunque el prolapso de vejiga no es peligroso en sí mismo, puede ser debilitante y tener un impacto significativo en la calidad de vida de una persona.

Según los últimos estudios y muestras poblacionales, se calcula que en Suecia la prevalencia de cualquier grado de prolapso es del 30,8% en mujeres de 20 a 59 años,  y que contrastado con la publicación científica de la revista ELSEVIER se estima que en EEUU se realizan un total de 200.000 cirugías anuales con motivo de un prolapso de órganos pélvicos femeninos (POP), siendo una de las cirugías ginecológicas más habituales.

El prolapso de vejiga es una afección común que afecta a mujeres en todo el mundo
El prolapso de vejiga es una afección común que afecta a mujeres en todo el mundo

Afortunadamente, la fisioterapia puede ser una forma efectiva de tratar y prevenir el prolapso de vejiga.

¿Cuáles son las causas y síntomas del prolapso de vejiga?

Las causas principales de un prolapso de vejiga son la ausencia de una buena sujeción del sistema ligamentoso que sustenta la vejiga en su posición, sumado a una falta de firmeza del tejido de la pared vaginal. Además, esto puede ser producido por factores genéticos y hormonales, así como por la edad. Por este motivo, suele ser común la aparición del prolapso de vejiga durante el postparto o la menopausia. También se puede ver amplificado en mujeres que practican deportes de impacto como correr o saltar, o en mujeres fumadoras con tos continua.

Respecto a los síntomas del prolapso de vejiga, en casos leves es posible que la paciente no note signos ni síntomas. Y cuando los síntomas se manifiestan, pueden incluir:

  • Sensación de pesadez o presión en la pelvis y la vagina.
  • Un bulto de tejido en la vagina que puedes ver o sentir.
  • Aumento de la presión pélvica cuando se realiza un esfuerzo, se tose, se agacha o se levanta.
  • Problemas para orinar, incluso dificultad para iniciar un chorro de orina, la sensación de no haber vaciado completamente la vejiga después de orinar o una necesidad frecuente de orinar o la pérdida de orina (incontinencia urinaria).

Cómo tratar el prolapso de vejiga

Como en cualquier tipo de prolapso, pueden existir diferentes grados de cistocele.

Desde un grado I, donde el prolapso no se percibe desde el exterior de la vagina y solo es detectable mediante un tacto vaginal, hasta un grado IV, donde la vejiga sale casi por completo a través de la vagina, y ya se consideraría el tratamiento quirúrgico. 

Para el tratamiento del prolapso de vejiga grado I o II, la recomendación suele ser ejercitar la musculatura del suelo pélvico mediante ejercicios de Kegel y realizar ejercicios hipopresivos.

Para un grado II o III, cuando la mujer siente molestias durante sus actividades diarias, también puede usarse un pesario que aliviará esa sensación mientras lo lleve puesto.

Para los grados III o IV más graves, la única solución sería la quirúrgica, donde el cirujano vuelve a colocar la vejiga a su posición original con puntos de sutura, y puede añadir una malla quirúrgica para evitar que vuelva a caer.

Ejercicios de Kegel e hipopresivos pueden mejorar el prolapso de vejiga
Ejercicios de Kegel e hipopresivos pueden mejorar el prolapso de vejiga

Lo cierto es que es común que a las consultas de fisioterapia acudan mujeres para informarse por una sensación de “peso” en la vagina. También puede ser que no lo perciban, pero en la exploración intracavitaria el fisioterapeuta lo detectará. Muchas de ellas han consultado con su médico y solo les han hablado de la opción quirúrgica, y con suerte, les recomiendan buscar un fisioterapeuta para realizar ejercicios específicos.

¿Podemos hacer algo más para tratar el prolapso de vejiga, además de realizar ejercicios?

Lo cierto es que sí.

Gracias a la tecnología Tecar Evolution Capenergy, y con la utilización del equipo C500 Urogyne orientado al tratamiento de patologías ginecológicas, se pueden llevar a cabo tratamientos no invasivos para mejorar en gran medida los síntomas del prolapso de vejiga, evitando así la cirugía y sus secuelas.

Cuando se hace la rehabilitación del prolapso, además de aumentar el tono y la fuerza de la musculatura del suelo pélvico, que sostiene desde abajo a todos los órganos pélvicos, es importante aumentar el trofismo en el sistema ligamentoso y fascial que sustenta este órgano.

Y para ello, las técnicas manuales y los ejercicios se quedan cortos.

Necesitamos regenerar el colágeno que ha perdido sus propiedades y generar nuevas fibras de colágeno y elastina que van a recuperar la tensión y firmeza de ese tejido. Esto lo podemos conseguir de forma no invasiva, eficaz, indolora y segura con la tecnología CAPENERGY.

La tecarterapia de segunda generación Capenergy resulta uno de los métodos más rápidos y eficaces de vascularizar el tejido, permitiendo aumentar el trofismo y el tono muscular. Además, consigue crear rápidamente nuevas fibras de colágeno tipo I y III y elastina, gracias al incremento de temperatura generada por el dispositivo intracavitario, patentado con CAPENERGY, que dispone de 2 sensores de temperatura para garantizar la aplicación segura para el paciente.

Otro de los beneficios del uso del dispositivo intracavitario del equipo C500 CAPENERGY, es que su forma anatómica posibilita un acceso a la vagina para poder realizar una serie de palancas y movilizaciones mecánicas en rotación 360º con la emisión segura de la radiofrecuencia. Lo que desde el interior, a través de  una vascularización de la zona y el efecto de hipertermia, genera esas nuevas fibras de colágeno y elastina que retensan las paredes y la musculatura vaginal.

La tecnología Capenergy, con su correspondiente Certificado Médico CE y las indicaciones sanitarias reconocidas, se diferencia de otros dispositivos de tecarterapia por disponer de 4 accesorios específicos para el abordaje uroginecológico, tanto para patologías masculinas como femeninas.

Destaca el dispositivo intracavitario MJS, un electrodo capacitivo con una forma anatómica específica en forma de dedo.

Dispositivo intracavitario MJS y prolapso de vejiga
Dispositivo intracavitario MJS

A diferencia de otras sondas intracavitarias de radiofrecuencia, este dispositivo dispone de sensor de temperatura, por lo cual se puede llegar a trabajar a temperaturas de hasta 45ºC sin ningún tipo de riesgo ni molestia. La paciente percibe solamente un calor agradable durante el tratamiento, y una sensación de ligereza en el compartimento abdomino-pélvico una vez finalizada la sesión.

Realizando este tratamiento, también vamos a obtener otros beneficios más globales:

  • Aunque se trate de un prolapso de vejiga, el tratamiento lo haremos sobre todo sobre el sistema fascial endopélvico ya que éste actúa de forma global. De esta forma, estaremos previniendo futuros prolapsos de otros órganos pélvicos, como la uretra, el útero o el recto.
  • Durante la sesión de tratamiento con el dispositivo MJS, el fisioterapeuta puede aprovechar para que la paciente realice ejercicios de Kegel, o incluso hipopresivos, simultáneamente a la aplicación de la tecarterapia. Eso va a ayudar a que la paciente realice los ejercicios de forma mucho más eficiente, ya que el aumento de trofismo hará que la musculatura se contraiga con mayor facilidad, además de tener mayor percepción subjetiva de la contracción. 
  • Mejora de la lubricación vaginal, gracias a este aumento del trofismo en la mucosa vaginal, disminución de los efectos de sequedad vaginal e incremento de la respuesta sexual.
  • Mejora de la oclusión vaginal y la sensibilidad durante las relaciones.
  • A nivel estético también veremos una mejora del aspecto visual de la vulva.

Asimismo, las posibilidades de aplicación con el equipo C500 Urogyne de Capenergy no sólo se limitan a un tratamiento intravaginal o intraanal. Con el incremento de sus funcionalidades a través de un UPGRADE, podrás dotar al equipo de prestaciones extracavitarias y trabajar externamente con electrodos manuales y/o un electrodo capacitivo rectangular de 200 cm2 con una emisión de radiofrecuencia en automático también con sensor de temperatura.

En definitiva, la tecnología CAPENERGY con su modelo C500 no sólo es útil para el tratamiento de prolapso de vejiga y una alternativa eficaz a la cirugía, sino que también es útil en el tratamiento de otras patologías uroginecológicas habituales como: fibrosis, endometriosis, dismenorrea, retrocele, coxigodinia, vaginismo, cesárea, episiotomía, y dolor pélvico crónico en general.

¿Te gustaría saber más sobre la tecarterapia Capenergy y cómo puede ayudarte a multiplicar el rendimiento de tu clínica? Pídenos una demostración gratuita.

Resumen
Cómo tratar el prolapso de vejiga con Capenergy
Service Type
Cómo tratar el prolapso de vejiga con Capenergy
Provider Name
CAPENERGY MEDICAL,
Barcelona,Sant joan despi,Cataluña-08970 ,
Telephone No.934 77 43 48
Area
Médico
Descripción
La tecarterapia Capenergy ofrece tratamiento no invasivo, indoloro y seguro del prolapso de vejiga y es una alternativa eficaz a la cirugía.

© CAPENERGY MEDICAL 2022

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.