Insuficiencia venosa crónica y su tratamiento con tecarterapia

Insuficiencia venosa crónica y su tratamiento con tecarterapia

La insuficiencia venosa crónica, conocida desde la antigüedad, afecta al 25% de la población adulta occidental.

Según datos del Capítulo Español de Flebología, esta patología afecta a cerca del 30% de los adultos españoles, De entre estos pacientes, hasta un 98% va a padecer en algún momento de la enfermedad dolor.

Por tanto, es una de las enfermedades más persistentes en los humanos y es el principal motivo de consulta por patología vascular en asistencia primaria. En nuestro país las enfermedades vasculares representan un 3,4% de las consultas.

Aunque es una enfermedad de buen pronóstico vital en principio, tiene una elevada morbilidad en estadios avanzados, por lo que su prevención es muy importante.

¿Qué es la insuficiencia venosa crónica?

a insuficiencia venosa crónica, también conocida por sus siglas como IVC, es la incapacidad de las venas para realizar el adecuado retorno de la sangre al corazón, lo que provoca la acumulación de ésta en las piernas, dando lugar a diferentes síntomas y problemas.

Las venas y arterias juegan un papel fundamental en el correcto funcionamiento de nuestro sistema circulatorio. Ya que son las encargadas de transportar la sangre desde el corazón a todo el cuerpo en dos direcciones. Desde el corazón a las diferentes partes del organismo, a través de las arterias, y a la inversa, a través de las venas.

 

Las varices son uno de los síntomas de la  insuficiencia venosa crónica

Las varices son uno de los síntomas de la  insuficiencia venosa crónica

Las paredes de las venas tienen unas válvulas diminutas que se abren y se cierran, y sirven para ayudar a controlar la presión y el flujo de la sangre, facilitando su adecuado retorno al corazón.

Cuando las venas de las piernas pierden elasticidad, se dilatan y provocan que las mencionadas válvulas estén muy separadas unas de otras y no cierren bien. Y como consecuencia, la sangre, atraída por la fuerza de la gravedad, se acumula en las piernas, produciendo la Insuficiencia Venosa Crónica (IVC).

Causas y síntomas de la insuficiencia venosa crónica

La insuficiencia venosa crónica es más frecuente en mujeres a partir de los 35 y 40 años, por una predisposición hormonal, y su prevalencia aumenta con los embarazos y con la edad (a partir de los 50 años, la mitad de la población la padece). 

No obstante, cada vez afecta a pacientes más jóvenes debido principalmente a que esta patología tiene mucho que ver con el estilo de vida. El sedentarismo y la falta de ejercicio también pueden predisponer al desarrollo de esta patología, dado que la bomba muscular no se activa.

Pero si bien es cierto que habitualmente no representa un problema grave para la salud, merma severamente la calidad de vida personal y laboral de las personas que la sufren y supone un problema sanitario de primera magnitud.

 

La insuficiencia venosa crónica merma la calidad de vida de las personas

La insuficiencia venosa crónica merma la calidad de vida de las personas

Eso sí, existen diferentes factores que pueden influir y ser determinantes en la aparición de esta afección:

  • Edad y factores genéticos
  • Embarazo
  • Alteraciones hormonales
  • Sobrepeso
  • Vida sedentaria y falta de ejercicio

Y los principales síntomas de la insuficiencia venosa crónica son:

  • Dolor, hormigueo, pesadez y cansancio habitual en las piernas
  • Hinchazón en la parte inferior de piernas y tobillos
  • Calambres nocturnos
  • Sensación de calor, enrojecimiento, sequedad y picor constante en la piel
  • Arañas vasculares
  • Varices
  • Úlceras y trastornos dérmicos

Cómo tratar la insuficiencia venosa crónica 

Desafortunadamente, la IVC es un problema que no desaparece con el tiempo. Por lo que es muy importante su diagnóstico y tratamiento temprano. Para así prevenir las complicaciones asociadas y el progreso de la enfermedad. 

Actualmente no existe un tratamiento definitivo que permita recuperar totalmente el daño producido en el sistema venoso, pero existen diversos tratamientos disponibles para el abordaje de la insuficiencia venosa crónica:

  • Adoptar hábitos de vida saludables: evitar permanecer de pie o sentado largo tiempo, seguir una dieta equilibrada, buena hidratación…
  • Terapia compresiva
  • Terapia farmacológica
  • Cirugía

Y la tecarterapia vascular de Capenergy es una gran ayuda para los pacientes que presentan esta patología. 

 

Tecarterapia vascular Capenergy

Tecarterapia vascular Capenergy

Destacamos la aplicación atérmica, que es una ventaja diferencial que aportan nuestros equipos de segunda generación. A través del drenaje electromagnético,

se produce un aumento significativo en la circulación sanguínea y linfática, mejorando el estado nutricional y la oxigenación interna de los tejidos.

Se han evidenciado mejoras en los síntomas de dolor desde la primera semana, así como en la reducción de volumen. 

¿Te gustaría saber más sobre la tecarterapia Capenergy y cómo puede ayudarte a tratar la insuficiencia venosa crónica? Pídenos una demostración gratuita.

04ago 2022

Vulvodinia, ¿qué es y cómo tratarla con tecarterapia? La vulvodinia, o dolor vulvar, es un trastorno más común de lo que podamos pensar. Lo sufren el 15% de la población femenina, pero aún así, se le da muy poca importancia. Es un dolor en la zona vulvar de tipo quemazón o irritación sin ninguna causa […]

21jul 2022

Psoriasis, ¿qué es y cómo tratarla con radiofrecuencia? La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel. Y se caracteriza por la aparición de placas de lesiones escamosas, que se inflaman y se engrosan, y pueden describirse como  zonas rojizas de piel cubiertas por escamas platinadas. Se estima que alrededor de un 3% de […]

07jul 2022

  Hipertonía de suelo pélvico, ¿qué es y cómo tratarla? Normalmente cuando hablamos de disfunciones del suelo pélvico, tendemos a pensar que están asociadas a una debilidad de la musculatura perineal. Un suelo pélvico débil o poco tonificado puede provocar prolapso de los órganos, incontinencia urinaria o fecal, relaciones sexuales poco placenteras e incluso anorgasmia. […]

23jun 2022

Rotura de ligamento cruzado anterior y su recuperación con TecarEvolution La rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) es una de las lesiones deportivas más frecuentes. Y habitualmente requiere operación y una larga rehabilitación. En el mundo deportivo son numerosos los deportistas que han sufrido esta lesión. Sobre todo entre deportistas que practican deportes con pelota […]

09jun 2022

Síndrome genitourinario y su tratamiento con tecarterapia de 2ª generación La menopausia es una etapa más en la vida de la mujer. Y en los últimos años, el modo en que se vive ha cambiado significativamente. Mientras antes la mujer era estigmatizada y se enfrentaba a los cambios físicos y psíquicos casi con resignación, hoy […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies