FÍSICA

Física

Concepto de diatermia

FisicaA pesar de las diversas terminologías utilizadas en diferentes libros de texto, ya desde principos del 1900, los conceptos de Diatermia, Hipertermia y Termoterapia Endógena están relacionados con los campos electromagnéticos de frecuencia elevada aplicados a los tejidos del organismo. El objetivo de esta aplicación es incrementar la temperatura interna e inducir en consecuencia los diversos efectos terapéuticos.

En el caso específico de CAPENERGY, se trata de un aparato que genera una corriente alterna con frecuencias variables de 0,8 MHz a 1,2 MHz y que genera un circuito de aplicación. Este circuito incluye una pareja de electrodos destinados a permitir la utilización de dicha tensión alterna al cuerpo del paciente, el cual se convierte en parte del circuito eléctrico.

Fisica

Los electrodos pueden ser de diferente tipo: electrodos metálicos, donde el metal está en contacto directo con el cuerpo (mecanismo de acoplamiento directo); electrodos metálicos aislados, en los que el metal, gracias al aislante, permanece sin contacto directo con el cuerpo (acoplamiento capacitivo).

Los electrodos aislados se diferencian por forma y superficie y pueden ser utilizados, ya sea por mano del operador, ya sea por posicionamiento automático (electrodos en placa).
En cualquier caso, sea con electrodos metálicos, sea con electrodos aislados, en el cuerpo se producen una serie de fenómenos físicos basados en el “efecto condensador”.

Funcionamiento de un condensador

Cuando entre las armaduras de un condensador se aplica una corriente alterna, cada punto del dieléctrico entre las armaduras adquiere una tensión alterna y variable de tal forma que cualquier molécula comprendida entre el espacio de las dos armaduras se polariza formando un dipolo. Este dipolo se orienta siguiendo la tensión aplicada. El cambio de orientaciуn de los dipolos con la tensión alterna es el motivo que permite el pasaje de corriente a través del condensador.

Fisica

Con este propósito, se aprovecha el desplazamiento electrolítico de un conductor de segundo tipo: el cuerpo humano. Los conductores de segunda clase son aquellos en los que el transporte de la corriente se produce por desplazamiento físico de iones a través de un líquido. Tenemos, en consecuencia, un pasaje de corriente en doble sentido, ligado al movimiento físico de los iones, más lento que el que produce en los conductores de primera clase.

La intensidad de corriente que atraviesa el condensador se denomina por ello “corriente de desplazamiento”.

En el caso específico, se puede decir que un condensador (CAPENERGY) se aplica en el organismo que, a su vez, está formado sustancialmente por una serie de condensadores internos. El ejemplo más sencillo de un condensador es la propia célula, unidad viviente del cuerpo humano que está constituida por una membrana fosfolipídica (aislante) y por un interior conductivo (citoplasma) rico en líquidos y en electrolitos. 

Corrientes de alta frecuencia

El calentamiento de los tejidos mediante corrientes eléctricas de alta frecuencia presenta la ventaja respecto a otras formas usadas en medicina (conducción, radiación infrarroja) de una mayor penetración del fenómeno en el tejido mismo (hasta varios cm) y en consecuencia una mayor eficacia del tratamiento. De la conversión a tal corriente en calor, deriva el término DIATERMIA ( DIA = a través de, THERME = calor).

Desde los años 30, la diatermia se convierte en un método estándar de terapia física y, en muchos ámbitos, de la medicina y de la cirugía.

A partir de los años 80, se asiste a un ulterior incremento de la propuesta de equipos de “Diatermia Capacitiva y Resistiva” (Acoplamiento Directo) con notable satisfacción clínica, tanto por los operadores como por los pacientes.

En concreto, el estudio del efecto condensador ha revelado la potencialidad completamente nueva con respecto a los métodos precedentes.

El mecanismo para generar calor, en este caso, es absolutamente diferente ya que se consigue a aumentar la temperatura interna sin utilizar fuentes de calor exógenas.

La actitud de la corriente eléctrica de elevar la temperatura de los conductores como expresión de la disipación de potencia se utiliza para incrementar la temperatura interna de los tejidos.

El calentamiento de los tejidos mediante corrientes eléctricas de alta frecuencia presentan la ventaja respecto a otras formas usadas en medicina (conducción, radiación infrarroja) de una mayor penetración del fenómeno en el tejido mismo (hasta varios cm) y en consecuencia una mayor eficacia del tratamiento. De la conversión a tal corriente en calor, deriva el término DIATERMIA ( DIA = a través de, THERME = calor).

Desde los años 30, la diatermia se convierte en un método estándar de terapia física y, en muchos ámbitos, de la medicina y de la cirugía.

A partir de los años 80, se asiste a un ulterior incremento de la propuesta de equipos de “Diatermia Capacitiva y Resistiva” (Acoplamiento Directo) con notable satisfacción clínica, tanto por los operadores como por los pacientes.

En concreto, el estudio del efecto condensador ha revelado la potencialidad completamente nueva con respecto a los métodos precedentes.

El mecanismo para generar calor, en este caso, es absolutamente diferente ya que se consigue a aumentar la temperatura interna sin utilizar fuentes de calor exógenas.

La actitud de la corriente eléctrica de elevar la temperatura de los conductores como expresión de la disipación de potencia se utiliza para incrementar la temperatura interna de los tejidos.

De hecho, el cuerpo humano puede ser considerado como un conductor de 2° tipo y ofrece capacitancia y resistencia al paso de la corriente.

Por otra parte, la excitabilidad de los tejidos y los fenómenos electrolíticos que se generan, imponen una selección precisa del tipo de corriente a aplicar.

  • La corriente continua, además de no tener ningún efecto excitomotor, tiene la particularidad de producir efectos colaterales negativos como el aumento de la temperatura y la electrólisis, que pueden dañar gravamente los tejidos.
  • La corriente alterna de baja frecuencia no provoca electrólisis, pero sin embargo interfiere con las estimulaciones nerviosas periféricas, convirtiéndose en inaplicable para un calentamiento eficaz.
  • La corriente de alta frecuencia, al contrario, resulta adecuada para el calentamiento, no produce efectos electrolíticos y, dada su alta frecuencia, no produce acciones excitomotrices.

De acuerdo con todo lo que se ha explicado, se puede definir el alta frecuencia desde el punto de vista médico como un procedimiento de termoterapia por conversión de energía eléctrica que utiliza corrientes alternas de frecuencias muy elevadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies